En el momento actual de la educación, el trabajo de aprendizaje cooperativo es un ingrediente esencial en las actividades de enseñanza-aprendizaje. Entre los aspectos que justifica su aplicación tenemos:

  • En el aprendizaje cooperativo no solamente se dan procesos cognitivos sino sociales y metacognitivos.
  • Aprender de forma cooperativa proporciona instrumentos cognitivos útiles para conocer nuevas estrategias y habilidades. Sobre todo para tareas que impliquen adquisición de conceptos, solución de problemas especiales, retención y memoria.
  • La cooperación fomenta la productividad y el rendimiento, consiguiéndose en las estrategias de razonamiento una calidad bastante alta.
  • El aprendizaje cooperativo proporciona medios muy adecuados para tratar en el aula el tema de la diversidad de alumnos.
  • Las prácticas de aprendizaje cooperativo pueden ayudar a socializar a aquellos alumnos que vivan más centrados en sí mismos, en competir de forma individualista.

Los elementos que siempre están presentes en este tipo de aprendizaje son:

1. Cooperación. Los estudiantes se apoyan mutuamente para cumplir con un doble objetivo: lograr ser expertos en el conocimiento del contenido, además de desarrollar habilidades de trabajo en equipo. Los estudiantes comparten metas, recursos, logros y entendimiento del rol de cada uno. Un estudiante no puede tener éxito a menos que todos en el equipo tengan éxito.

2. Responsabilidad. Los estudiantes son responsables de manera individual de la parte de tarea que les corresponde. Al mismo tiempo, todos en el equipo deben comprender todas las tareas que les corresponden a los compañeros.

3. Comunicación. Los miembros del equipo intercambian información importante y materiales, se ayudan mutuamente de forma eficiente y efectiva, ofrecen retroalimentación para mejorar su desempeño en el futuro y analizan las conclusiones y reflexiones de cada uno para lograr pensamientos y resultados de mayor calidad.

4. Trabajo en equipo Los estudiantes aprenden a resolver juntos los problemas, desarrollando las habilidades de liderazgo, comunicación, confianza, toma de decisiones y solución de conflictos.

5. Autoevaluación. Los equipos deben evaluar cuáles acciones han sido útiles y cuáles no. Los miembros de los equipos establecen las metas, evalúan periódicamente sus actividades e identifican los cambios que deben realizarse para mejorar su trabajo en el futuro.

¿Qué propicia el Aprendizaje Cooperativo? La interacción en grupo propicia:

• La interdependencia positiva (cada individuo se preocupa por el desarrollo grupal y por el suyo propio).

• La promoción grupal (tanto la obtención de logros, como el grupo mismo, se encarga de dar realimentación al progreso de cada individuo).

 • El incremento de los niveles de autoestima (las habilidades y características de cada elemento del grupo son heterogéneas).

• El incremento de los niveles de seguridad (todos los miembros comparten la responsabilidad)

• El aprender a colaborar (se cambia la competitividad por asegurar el aprendizaje de cada quien).

• El aprender a convivir en grupo (se aprende a asegurar buenas relaciones entre los miembros).

 • Se aprende a hacer consenso (las habilidades sociales y el asumir roles de responsabilidad es discutido en grupo).

• El grupo autorreconoce su efectividad (a través de la argumentación y el análisis, el grupo realimenta otros grupos y procesa su propio progreso).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies